50 años de SAHER – entrevista a Xavier Sabaté

50 años de SAHER – entrevista a Xavier Sabaté

PENEDÈS ECONÒMIC, el diario especialista en noticias de economía en la zona del Penedès y del Garraf, ha entrevistado a nuestro gerente Xavier Sabaté con motivo del 50 años de SAHER

“En Saher estamos intensificando los recursos para estar presentes en mercados más lejanos”

Este 2017 la empresa de maquinaria agrícola Saher, ubicada en Olerdola, ha cumplido 50 años desde su fundación. Su apuesta por el crecimiento y la mejora en la metodología de trabajo durante los últimos años han permitido a la compañía salir de la crisis con más garantías de futuro. Hemos estado hablando con su gerente, Xavier Sabaté, que añade que durante este tiempo también “hemos ampliado nuestras instalaciones con motivo de optimizar nuestros recursos y convertirlos en más efectivos y eficientes”

 

Durante medio siglo se habrán vivido épocas de altibajos. ¿Después de haber superado la última crisis, con qué perspectivas la empresa afronta el presente?

El presente lo afrontamos con ilusión, pues las nuevas tecnologías aportan una forma de trabajar más rigorosa y más accesible, y a la vez con plena atención a los cambios que a toda velocidad se producen en este momento que nos toca vivir. También con la responsabilidad del testimonio que nos han pasado a los que los han precedido y con la firme determinación de estar a la altura de los tiempos.

 

“Somos conscientes que es importante exportar, en especial ahora que la política nos está pasando factura”

La crisis ha sido fuerte, la hemos sufrido tanto a nivel de empresa como a nivel personal, pero de las adversidades es de lo que hay que aprender y estoy seguro de que lo hemos hecho.

La tecnología evoluciona cada vez mas rápidamente. ¿El sector de la maquinaria agrícola es más exigente que los otros?

La tecnología ha evolucionado en todos los sectores. Lo que pasa es que el mundo agrícola, especialmente en los tratamientos fitosanitarios, estaba muy atrasado y los cambios han sido más visibles.

50 años de SAHERAlgunas bodegas han apostado por la viña ecológica para reducir al máximo los productos químicos. ¿Qué repercusión ha tenido sobre Saher esta nueva mentalidad?

A primera vista puede parecer que la ecología y los tratamientos fitosanitarios pueden ser dos temas contradictorios, pero no es así. Ahora los fabricantes buscamos la manera de producir equipos que puedan tratar los cultivos de manera eficiente y sostenible, reduciendo las dosis y la deriva del producto de una forma radical. Por otro lado, somos conscientes de las practicas alternativas con carácter ecológico como podría ser la biodinámica y es por esto que hemos desarrollado equipos para cubrir este mercado que, actualmente, es considerado una minoría, pero esta ganando seguidores cada vez más. En este tema los laboratorios químicos también han tenido un papel importante.

En los 80, Saher fue la primera marca en introducir atomizadores en diversas denominaciones de origen, echo que fue clave para el crecimiento. ¿Desde entonces, que otras innovaciones os han permitido ser pioneros en el sector?

Después de los atomizadores, en Saher, con la mirada puesta en el futuro, apostamos por los nebulizadores, que nos permiten dirigir el aire de una turbina a las cepas y así no lanzar producto fuera de la zona de lanzamiento. Los nebulizadores fueron el producto estrella, y todavía los son, en continua evolución.

Actualmente, Saher abarca todo el territorio español. ¿Cuáles son las zonas donde tenéis más presencia y cuales queréis potenciar?

El estado español es el principal cliente de nuestra empresa y podemos encontrar Saher en todo este territorio. Podríamos destacar actualmente la zona de Extremadura, pero todo depende de muchos factores tanto climatológicos como económicos. Por lo tanto, no siempre es lo mismo. A las zonas más alejadas como Galicia o Andalucía es donde tenemos menos presencia, No porque no sean mercados potenciales, sino que es un problema de distancia, Por esto estamos intensificando recursos para aumentar nuestra presencia.

Además, comercializáis productos a los principales mercados europeos. ¿De cara a los próximos años tienes previsto ampliar vuestra expansión al extranjero?

A los países vecinos, Francia y Portugal, son los más influyentes para nosotros como a marca Saher, donde colaboramos con distribuidores estables. También fabricamos maquinaria para clientes con un enfoque de venta muy internacional y donde se llega a continentes diversos como Oceanía, Sud-América o África. Somos conscientes de la importancia de la exportación, en especial ahora que la política nos esta pasando factura. Tenemos que estar con la mentalidad abierta para maniobrar según las necesidades.

Desde la Unión europea, se están intensificando las medidas para producir de forma mas ecológica. ¿Que han supuesto para Saher estos últimos años los cambios en las normativas europeas?

Cuando hablamos de normas, a primera vista siempre parece que pueda significar problemas de implantación, pero después de todo, siempre tienen un sentido de mejora que acaba repercutiendo positivamente tanto en las personas como en el planeta. Estamos muy atentos a los cambios, sobre las normativas europeas, aunque son procesos que avanzan muy lentamente. Se pretende que las normativas españolas se igualen a las exigencias europeas y Saher esta en el proceso de conseguir las homologaciones europeas. Los fabricantes debemos tener claro que los requerimientos de fabricación para cumplir las normativas y esto es un tema en el que las instituciones están trabajando para poder ofrecer.

 

“Las ferias son un gasto necesario porque sin difusión de los productos no habría venta”

Para el agricultor, tantos cambios también le suponen mas gasto y esto también puede ser un freno de compra. ¿Habéis notado un descenso de inversión en maquinaria durante la crisis?

Durante la crisis, el descenso fue notable, pero no por los cambios tecnológicos, sino por la propia crisis. Los cambios tecnológicos pueden subir ligeramente el precio final del equipo, pero aportan una gran mejora en general y no solo económica. Cabe mencionar que con un equipo adecuado se puede llegar a conseguir una reducción significativa de las dosis del producto y de carburante y una disminución de la cantidad de horas invertidas. La tecnología tiene un retorno económico importante.

¿El parque de maquinaria agrícola esta tan envejecido como se había dicho del parque automovilístico?

Si, esto es cierto. De todos modos, está cambiando también de una forma muy rápida, ya que todos los tratamientos fitosanitarios están obligados a pasar una inspección técnica ITAF, que esta contribuyendo a poner todos los equipos al día.

Para muchas empresas es importante estar presentes en ferias y salones especializados, pero para otras es una inversión que cuesta de rentabilizar. ¿Para Saher, que aporta la participación en estos espacios?

Las ferias siempre son un gasto y una inversión importante para una empresa. Depende del punto de vista, pero sin la difusión de los productos no hay venta. Son gastos que son necesarios si quieres tener una posición importante en el mercado.

En Saher tenemos muy claro que hay que seguir en esta línea. Tenemos una presencia ferial muy diversa: desde ferias locales como “Les fires de Maig” en Vilafranca del Penedès, i las de Lérida y de más internacionales como las de Zaragoza (FIMA y TECNOVID), Montpellier (SITEVI) y, puntualmente a Portugal y a Bolonia (Italia). Por otro lado, también participamos en otras ferias mas regionales donde exponen nuestros distribuidores y estamos presentes con nuestra maquinaria.

¿Qué nuevas metas tenéis previstas a corto y medio término?

El hecho de cumplir 50 años es tiempo de celebración, pero a la vez de responsabilidad. Saher cuenta con un equipo de trabajo muy dinámico y con muchas ganas de hacer cosas nuevas y este es el motor adecuado para tirar este proyecto adelante.

Nuestros proyectos para el futuro pasan inequívocamente por implantar a nuestros equipos de tratamiento todas las mejoras tecnológicas, tanto de ingeniería como de informática, que constantemente aparecen en el mercado, y hacer de la innovación el primer objetivo, para poder ofrecer al cliente equipos cada vez más eficiente y más ecológicamente sostenibles.

Leer artículo en catalán

loading